Los peregrinos de Les Useres

Tradición, cultura, religión y naturaleza

En el municipio de Les Useres, en la comarca del Alcalatén, existe una tradición secular y religiosa, Los Peregrinos de Les Useres declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial en 2016 y que se conserva gracias al fervor popular.

Básicamente y en líneas generales se trata de una peregrinación que termina en el Santuario de San Juan de Peñagolosa. Son treinta y cinco kilómetros que se hacen en riguroso silencio, únicamente roto por los cantores que entonan antiguas melodías tradicionales y que les acompañan en el camino.

Al paso de la procesión, los vecinos barren y adornan la senda con flores y hojas verdes para homenajear a los trece peregrinos y su complejo séquito.

Pelegrins de les Useres Mas de la Segarra
Pelegrins de les Useres Foto: El Mundo

13 Peregrinos

Los peregrinos de Les Useres son 13, son elegidos entre los vecinos del pueblo y deben ser mayores de 21 años, van vestidos con túnicas azules, estos deben recorrer la senda a pie y en algunos momentos descalzos haciendo sólo unas pocas paradas para alimentarse y oír misa.

Son trece hombres, doce peregrinos y el guía, (que representan a Jesucristo y los doce Apóstoles), van acompañados por tres cantores, el cura, el representante del Ayuntamiento, el depositario, los clavarios, las promesas y el grupo de las càrregues, los que renovarán un año más el voto de todo el pueblo al marchar en peregrinación penitencial hacia el santuario de San Juan de Peñagolosa.

La Peregrinación es penitencial, no solo por lo pesado de los 35 kilómetros del camino, sino por las ceremonias y ritos que tienen que hacer dichos Peregrinos, por ejemplo, no hablar con nadie, dejarse crecer la barba durante un mes y sentirse Peregrinos desde que visten el santo hábito o Vesta hasta que se lo quiten una vez terminada dicha Peregrinación.

Pelegrins de les Useres Mas de la Segarra
Pelegrins de les Useres Foto: Castellon en Ruta Mas de la Segarra

 

Los clavarios y las mujeres esos días pastan las hogazas de San Juan en los diferentes hornos de la villa, la comida que la preparan los cocineros y el depositario y como no las vestas, cirios, utensilios y todo lo necesario para los dos días.

Tradición que está muy arraigada en la comarca y que el paso del tiempo no ha desvirtuado, por lo que se sigue un meticuloso y calculado protocolo, que pervive posiblemente sin cambios desde el siglo XIV, y que tiene establecidos de forma secuencial, precisa y ordenada cada una de sus celebraciones, comidas, descansos, y actos. Por ello algunos tramos los realizan descalzos, otros con cantos, orando, etc.

La ruta transcurre por Sant Miquel de les Torrecelles, donde se celebra misa y se descansa, Lucena del Cid, para luego continuar por Chodos, Vistabella del Maestrazgo y la noche que la deben pasar en la cova dels Pelegrins  para al día siguiente, volver de nuevo a Les Useres.

Pelegrins de les Useres Mas de la Segarra
Pelegrins de les Useres Foto: Diari la Veu

El momento culminante de la peregrinación será el sábado por la mañana en el santuario de San Juan realizándose la ceremonia del Perdón, en la que el Guía en representación de Jesucristo les pedirá perdón y les besará los pies rememorando aquello que los antepasados transmitieron de padres a hijos a lo largo de los siglos.

 

Según manda la tradición nada de lo que allí dentro ha pasado se tiene que decir, donde cada uno de los Peregrinos se quedará con la esencia de los actos, los sentimientos y palabras que les transmitirá el Guía.

 

Ruta de Gran Valor Paisajistisco y Cultural

 

Como ves… el recorrido lo puede hacer toda la persona que lo desee detrás de los Peregrinos pero en riguroso silencio, es un camino en el que se pueden encontrar masías, fuentes, yacimientos arqueológicos, ermitas y castillos. Todo ello supone un importante patrimonio cultural, arqueológico y arquitectónico.

El camino discurre a través de un paisaje formado por escarpadas lomas, profundos barrancos y áreas de matorral, pinares y carrascales.

Por ello nace de aquí el Sendero de la Luna Llena catalogado como GR-33 y conocido con este nombre por ser necesario iniciarlo de madrugada para poder realizar todo su recorrido en una sola jornada, aprovechando la luz del día.

Es un ruta muy interesante desde cualquier punto de vista, desde el mistico o religioso o el que quiera analizar la importancia de esta ruta, desde el recreativo, lúdico, deportivo, turístico o naturalista, todos ellos encuentran aquí el encanto de una gran ruta,  una ruta que el tiempo y la tradición no han hecho sino enriquecerla y agrandarla cada vez más, aportando patrimonio cultural e histórico.

 A tan solo 20 minutos de casa y  …. ¿te lo vas a perder?